jueves, 3 de septiembre de 2009

Para Vivir

Hoy que realizo el milagro,
de existir en la nube de tu aliento,
hoy que hurto
a la reminiscencia
miles de años en tu futuro,
hoy que escapo en una hoja verde,
de las nostalgias de lo imposible,
me poso en la comisura
de onirismos inexistentes,

Este es el momento de los casi nunca,
y en honor a eso
como siempre sonrio,
buscando la tibia fragancia de
las rosas,
que albergas en tu almohada,

en aquel rincón donde los sueños se
cumplen,

en aquel sitio tuyo
de risa amplia,

que hace que la penumbra,
sea el lumen de una mañana blanca.


TT. Higuita ZAmora

Después de mis días de júbilo por haber pertenecido al mundo de los vivos por un año más y meditar mi paso efímero por este planeta,...